inicio     guíapráctica     cultural     mundobritania     espacioslondres     en la web     bareslondres
   
   
  contacto     enlaces
   
         
   
 

Ángel Rojas: Mi padre decía que el saber no ocupa lugar

Por Sonia López

Bailarín y coreógrafo, sin embargo preferiría presentarse como empresario a alguien que no le conociera. Mencionar que bailas flamenco desata furores y a este artista de 34 años le molesta sobremanera que le pidan que se marque unos pasos así, de entrada. Se encuentra en Londres presentando Sangre Flamenca con la compañía Nuevo Ballet Español, de la que es cofundador junto a Carlos Rodríguez. Nos recibe en un camerino ordenado al detalle y confiesa ser muy meticuloso en su trabajo.

En su CV dice que debutó a los 16, pero sabemos que en realidad empezó unos años antes, que su primera compañía fue con su hermana Ana, Los ramales del sur", y que ya impartían clases de sevillanas y actuaban en las fiestas locales…


Sí… Tengo unos recuerdos muy bonitos de aquella época, fueron unos comienzos… muy caseros, pero muy entrañables. Tenía 13 o 14 años.


¿Lo tenía claro desde niño?

No, yo nunca me marqué un objetivo tan ambicioso. Yo solo quería poder dedicarme a esto y ganarme la vida. Poder ser bailarín y punto, que no es poco.

¿Por qué Angel Rojas?

Pues fue el maestro Granero… Había cuatro Migueles en la compañía y yo era el quinto. Y ahora de hecho ya ni siquiera Ángel, porque somos Rojas y Rodríguez; ha ido menguando.

¿Qué tiene la vida de barrio?

Es una vida muy chula. Yo recuerdo de mi barrio que ibas a la farmacia o ibas a donde fuera y todo el mundo te conocía, y eso es importante, porque uno no vive solo. He elegido vivir de esta forma porque me gusta conocer a mis vecinos y a la gente que me rodea. Con la vida que yo llevo es importante, te sitúa en un lugar, te conecta con la realidad…

Y con la fama… ¿Se ha vuelto un estirado?

No, no, me he vuelto una persona mucho más calmada, porque antes era un torbellino…

¿Los artistas fuera del escenario son personas normales o siempre tienen ese algo que les hace diferentes?

Los artistas somos diferentes por una forma de vivir y de respirar las cosas. Pero eso igual que el panadero que se levanta a las dos de la mañana porque tiene que tener el pan listo para la señora a las ocho.

Dice que España está aún muy alejada artísticamente de Europa…

Sobre todo con respecto a quién tiene la responsabilidad cultural en nuestro país. Las personas que dirigen teatro en general no están suficientemente capacitadas ni formadas porque no les interesa lo suficiente… Mira, mi padre decía una cosa que es que el saber no ocupa lugar, y si tú no sabes, ¿qué lugar ocupas tú en el mundo? Creo que es un problema de responsabilidad profesional, de que si no estás capacitado para el cargo que estás desempeñando, prepárate por lo menos.

¿Es cierto, entonces, que no es profeta en su propia tierra?

En España a nosotros se nos quiere mucho. Y hay una bola de popularidad, controlada, que va creciendo, pero evidentemente el estar tres semanas en Londres es otra cosa. Sí es cierto que hemos sido más profetas fuera que dentro…

¿Qué siente cuando está en un escenario en Londres y todo el mundo se levanta a aplaudirle, lo he hecho genial, soy el mejor, o estos no entienden ná de ná?

Pues ayer era estos no entienden nada", porque yo tuve un día fatal. Era el día de la crítica y siempre estás mucho más tenso… el show sale, tú no notas nada, la gente se divierte, grita, si te quitas la chaqueta pues gritan más… pero no es esa sensación de tener el poder en tus manos…


Es su tercera vez en Londres…

Yo con esta ciudad me he reconciliado esta vez, porque al principio no me gustaba nada. Tenía un buen recuerdo del aspecto laboral, pero no me gustaba la ciudad… La gente en la calle va muy a su bola… tú le preguntas a alguien dónde está Piccadilly y pasan de ti y eso es algo a lo que no me acostumbro, me parece una falta de respeto enorme. Además, la lluvia es totalmente grotesca, desagradable, muy maleducada…

Spain is different…

┬¡Si, totally! En todo, absolutamente en todo. Para lo bueno y para lo malo. Y yo no cambio España por nadade lo que he visto en el mundo. En concreto Madrid; es una ciudad que me tiene enamorado.

Hablando de tópicos, usted se los lleva todos: alto, moreno, guapo y ┬¡bailaor!

Yo me siento muy normal, con cinco dedos en cada mano…no ha sido nada provocado. Yo no he dicho ┬¡ala, como tengo estas características voy a ser bailaor! Mi socio sí tiene una cara así más racial, yo soy blanquito de piel, tengo los ojos azules, ojeras… soy una mezcla rara.

¿Le piden con frecuencia que se marque unos pasos cuando averiguan que baila flamenco?

Sí, y es muy desagradable… porque yo cuando conozco a un dentista no le pido que me mire las muelas, aquí. Entonces, respétame. De hecho la última vez que me pasó me tuve que ir. Estaba en un pueblo de Córdoba con amigos de la infancia y habíamos hecho una aparición recientemente en la tele. Dije: ahí os quedáis y me fui… No se lo toman en serio, y a mí me molesta muchísimo. De hecho, si puedo evitarlo ni saco el tema.

Hay otro espectáculo de flamenco en Londres al mismo tiempo… ¿no le molesta un poco?

A ver, yo creo que todo el mundo tiene derecho a trabajar y a dedicarse a su profesión, pero no es de mi gusto. Es para turistas, es un espectáculo que hace daño a la imagen de los que trabamos en esto. Y encima no son españoles, que son franceses, eso es lo peor. El flamenco es un arte universal, claro que sí, y todo el mundo tiene derecho a hacerlo, pero, a hacerlo bien, con respeto y con rigor. Eso es como un espectáculo de Torremolinos en el West End de Londres. Y es una pena muuuuuy grande, pero por supuesto lo respeto.

Se han llevado multitud de premios y sus coreografías son descritas como una fusión de estilos ¿de dónde le viene la inspiración para innovar tanto?

Ahora vamos a cerrar un ciclo de 12 años con Sangre Flamenca, y en el 2010 vamos a crear un espectáculo totalmente diferente de concepto y de todo. Pero lo hacemos con la idea de crear algo diferente no porque tenemos que ser innovadores, sino porque lo sentimos de esa manera. No es una cuestión de esnobismo sino una necesidad como creador, de decir cosas diferentes, de sentir cosas diferentes y de hacer cosas diferentes… inspiradas en las cosas de siempre.

¿Cómo se evita el que te reconozcan, no yendo a los reality shows?

­Claro, no yendo y perdiendo mucho dinero! Pero ganas en salud y en honestidad. Mi familia es una familia muy honesta y yo lo soy igual y me enorgullezco de eso.

¿El mejor y el peor momento de su carrera?

El peor momento de mi vida fue la pérdida de mi padre, que yo no estaba en Madrid y estaba trabajando. El mejor todavía está por venir. He tenido grandes, grandísimos momentos, pero me esperan otros aún mayores.

¿A dónde le gustaría llegar?

Bastante lejos, seguir trabajando más y mejor, tener una compañía como la que tenemos… me gustaría llegar a ser feliz. A largo plazo mi objetivo principal es poder bailar y ser feliz.


 
     
28 Abril 2017
 

El Ryan's - Todo el F˙tbol y Fiestas Espa˝olas en Londres

Con la colaboraciˇn de:

 
   
   
         
         
   
   
   
©Todos los derechos reservados Contacto | Publicidad/Advertise | Aviso legal | Colectivolondres