inicio     guíapráctica     cultural     mundobritania     espacioslondres     en la web     bareslondres
   
   
  contacto     enlaces
   
         
   
 

Miguel Ángel Martín: El Cómic del Futuro

Por Laura Rodríguez

Miguel Angel Martín es uno de los autores de cómic más reconocidos del panorama independiente español.

Colaborador de revistas como El Víbora, Totem y Makoki, y dibujante de portadas para el sello Subterfuge, en 1999 recibió el prestigioso premio Yellow Kid al Mejor Dibujante Europeo. La semana pasada nos lo encontramos en el taller sobre el arte de la historieta que organizó el Instituto Cervantes de Londres.

- Persépolis, Sin City, Hellboy, Watchman, V de Vendeta. El cómic está en todas partes…

El cómic está en un momento único en la historia. Influyendo a la publicidad, al arte, al cine. Hay una cantidad de estilos muy diversos, de gráficos y con todo tipo de contenidos. Aunque en mi opinión quizá falta un poco de autocrítica y sentido del humor…

- ¿El cómic o la novela gráfica?

¿Cuál es la diferencia entre ser viejo o de la tercera edad? Eso pone en evidencia que en el mundo del cómic todavía hay complejo de inferioridad. Porque nadie dice que el cine son novelas filmadas… pues esto son cómics o historietas que es el término exacto en castellano.

- ¿Así que no hay nada que las diferencie?

Si hay algo que caracteriza a las llamadas novelas gráficas es que todas tienen más de 200 páginas. Y luego que muchas de ellas, no todas, son del género autobiográfico, del tipo: estoy solo en mi habitación, follo poco y mal, me ha dejado la novia, qué triste estoy…toma, 500 páginas de eso.

- ¿El tema del inadaptado?

No, de inadaptados nada, son todos niños mimados que su mamá nunca les ha dado un guantazo bien dado. Hay un libro fantástico que se llama "La cultura del narcisismo" de Christopher Lasch, del año 1979, que está describiendo lo que estamos viendo ahora.

- ¿Cómo…?

El auge de lo autobiográfico. Dime alguien que no haya sacado una autobiografía: una modelo tiene autobiografía, un actor del tres al cuarto tiene una autobiografía, un presidente del gobierno recién elegido ya tiene autobiografía…Hombre, espérate a tener 80 años.

- Pues sí, eso es verdad…

Otra cosa de la cultura del narcisismo es el miedo al futuro, y la nostalgia y el sentimentalismo por el pasado, que también encaja en este tipo de libros, porque todos piensan en un tiempo que ni siquiera han conocido. En la música pop y rock se nota mucho, ahora la gente de menos de 30 años están copiando lo que se hacía en los años 70.

- ¿Es que antes era distinto?

En los 70 había un espíritu lúdico que no existe ahora, incluso en los 80, además de un espíritu autocrítico. Ahora el espíritu crítico ha desaparecido. Si un artista con 20 ó 25 años quiere imitar al que tiene 50, si no hay rebeldía, no estamos produciendo nada nuevo.

- Pero en su caso sí que han surgido personajes originales. Niños con cerebros al aire libre, animales antropomórficos, instrumentos con vida. ¿De dónde sale todo esto?

La realidad es el 90% de mis cómics; hay muy poca ciencia ficción. Yo casi todas mis historietas las saco de lo que está ocurriendo ahora o está a punto de ocurrir. No sólo de novelas sino de revista científicas, documentales, la televisión, los medios de comunicación o lo que veo por la calle.

-¿Y cómo se lleva el que le censuren lo que uno dibuja?

Nunca agradeceré bastante a la fiscal de Cremona que secuestrara mi cómic Psychopathia Sexualis porque gracias a eso, yo, que en Italia no era nadie, de repente me hice conocidísimo en el mundo del cómic. Me he recorrido Italia entera dando charlas sobre la censura, haciendo exposiciones con mi obra… Así que estoy a favor de la censura (risas).

- ¿Por qué prohibieron ese cómic?

En este caso era por la dureza de contenidos sexuales. A mediados de los 90 mi editor italiano, que era un tipo argentino, recibió una acusación por inducción al suicidio, el homicidio y la pederastia.

- ¿Y qué ocurrió?

Después de 5 años de proceso al final lo absolvieron y el cómic se pudo publicar.

- ¿Qué tal se vendió?

La edición oficial se agotó. De hecho ahora a finales de año mi editor italiano va a sacar una edición especial de Psychopathia Sexualis con dos historietas que no se habían publicado en Italia y una entrevista con mi editor con toda la información sobre el caso y cómo fue el proceso.

- ¿Llegó a pensar luego en la autocensura?

No, nunca. Lo que sí soy es consciente del medio. Si estoy haciendo algo para un periódico no puedo contar Psychopathia Sexualis. Eso lo cuento en otros sitios.

- ¿O en otros países?

España, por ejemplo, es un país bastante liberal. Las sociedades más puritanas son las anglosajonas y las más liberales las latinas. De Psychopathia Sexualis se hizo una versión en inglés pero la editaron mis editores españoles. Los contactos que yo tenía tanto en Inglaterra como en EEUU, a pesar de anunciarse como underground, no lo querían publicar.

- De verdad, no le parece que sería más fácil dedicarse a otras historias…

Bueno, yo he tratado muchos temas. He hecho cómics para niños y con niños, he hecho humor, dramas, tecnociencia, cyberpunk, etc. Pero yo creo que en todos se nota mi personalidad, que es lo importante.

- Algo que no todos consiguen…

Mucha gente se adapta rigurosamente a las guías para hacer guiones de cine o de cómic. En el manga, la industria japonesa que es multimillonaria, invierte mucho en estudios de mercado y saben qué les gusta a la gente, qué autores funcionan más y menos…

Hay  gente que hace guiones para cómic o para cine que son profesionales, cosa a la que tengo gran respeto.

Pero no es lo mío. Yo prefiero que no esté todo tan bien hecho, que haya un poco más de intuición y sea un poco más artístico, digamos, más personal.

_________________

Nos despedimos de Miguel Angel Martín tras escuchar una interesante explicación sobre los orígenes del cómic y aprender que los personajes pueden cobrar vida con unos hombros caídos o un interrogante encima de la cabeza. No tuvimos tiempo para conseguir alguna recomendación de dibujantes actuales pero nos dejó, sin embargo, un dibujo que nos hizo mientras el fotógrafo preparaba la cámara.


 


Proyectos inmediatos:

- Exposición en Perugia, Italia, para publicar un cómic nuevo que se llama Sicotronic Records (publicado en España por Subterfuge)

- A final de año en Italia se publica el cómic de Psychopathia Sexualis contando todo el caso judicial (posible publicación en España el año que viene)

- En otoño o navidad de 2009 sacará una recopilación de la serie que publicó para El Víbora, Surfing on the Third Wave


Página oficial: http://www.martincomic.com/

 
     
28 Abril 2017
 

El Ryan's - Todo el Fútbol y Fiestas Españolas en Londres

Con la colaboración de:

 
   
   
         
         
   
   
   
©Todos los derechos reservados Contacto | Publicidad/Advertise | Aviso legal | Colectivolondres